LSD: Lo que decía Hofmann sobre el ácido.

lsd-albert-hofmann7jan06.jpgTeníamos un homenaje pendiente en els Ous. Es a un descubridor que hizo lo que pudo, poco como tantos, para que su invento no fuera malinterpretado. Se llamaba Albert Hofmann descubrió el LSD o dietilamida del ácido lisérgico. Trabajó toda su vida en la farmacéutica Sandoz dedicado a la investigación sobre activadores cardíacos. Pero en ese camino se topó con los alcaloides del cornezuelo del centeno. En 1943, sin saber como, una parte de esa sustancia fue a parar a su organismo produciéndole “un extraño estado de conciencia”. El efecto fue tan pasmoso que se decidió a darse una segunda dosis voluntariamente, así que al acabar su jornada laboral decidió tomarse un cuarto de la sustancia y emprender su regresó en bicicleta. Menudo viaje, el caso es que el hombre empezó a tomar nota concienzuda de lo que el llamaba “saber lo que se esconde detrás del mundo visible”.

En sus notas habla de: “percepción de una corriente continua de imagenes fantásticas, formas extraordinarias, con colores intensos propios de un caleidoscopio. Fue así como el LSD pasó a ser un elemento psiquedélico o psicodélico, una “herramienta para abrir la mente” que permitía abrir la mente de pacientes en tratamiento psiquiátrico. Esa fue su principal función en los cuarenta y los sesenta. Referencia Eduardo Chamorro que el propio Cary Grant declaraba haber probado la droga más de sesenta veces y que gracias a esa experiencia había alcanzado una auténtica paz interior y un conocimiento de sí mismo notable.

Aldous Huxley añadió que la química del ácido lisérgico facilitaba la experiencia mística y experimentar de algun modo el significado de la frase “Dios es amor”.
Hofmann lamentaría luego la manipulación sobre la cocaína, la heroína y el consumo inconsecuente y frívolo. Hofmann falleció en abril del presente año. Despedimos esta primera entrega con una cita del autor del cual recomendamos su intervención el los años 80 en el programa “La Clave” de José Luis Balbin: “Para mí, el LSD, fue una experiencia mística y me parece extraordinario que una sustancia contenida en una planta, en el fondo generada por el efecto de la luz del sol, pueda producir en nosotros transformaciones tan profundas como un cambio en la conciencia capaz de orientarla hacia algún tipo de intuición ética y metafísica”.

Encontramos alguno de los dardos que el descubridor del LSD lanzó hacia los estados: “El estado debería controlar su producción, calidad y distribución, que debería tener lugar bajo control médico. El LSD no crea dependencia, no es tóxico ni venenoso, y es de fácil producción”. Afirma que no tiene nada que ver con las “auténticas” drogas que crean dependencias y empujan al uso crónico, provocando los daños orgánicos conocidos. Acaba denunciando el prohibicionismo que no pretende proteger a los jóvenes sinó que es provechoso para abocar nuevos consumidores al mercado ilegal regido por criminales, tantas veces conniventes con autoridades estatales.

Publicado en OusFerrats.com en agosto de 2008

Anuncios

Cosas del LSD (2): El Dios de los ácidos.

En días ociosos de la canícula de 2008  este modesto postero releyó con enjundia voraz “Gargoris y Habidis, una Historia Mágica de España” de Sánchez Dragó. Cito la página 258 en la cual el autor, en el capítulo dedicado a como los antiguos gallegos, o los actuales, veían la medicina y los fármacos a través; entre otras, de la litolatria o invocación y uso de las piedras para sanar dice:

“El fuego de San Antón, epidemia que azotaba fuerte en las provincias del noroeste y cuyo origen era un exceso de segala cornuta en el grano del centeno. Este hongo o cornezuelo que agosta en años de mala cosecha la espiga del cereal, recién cobró fama por el ácido lisérgico que contiene. Vamos que media Galicia conoció en los siglos oscuros del medievo la gloria y el infierno del LSD allá por los años oscuros de arranque del medievo.”

Está claro que la experiencia que propician los dispositivos modernos, la web, los libros de autoayuda, el deporte, la dieta sana y otras caralladas está lejos del auténtico proceso de toma de conciencia interior, algo que se puede buscar por distintos caminos. Pronto escribiremos sobre la experiencia de las mujeres místicas como Hildegard Von Bingen, pero ese es otro viaje, muy recomendable. Hoy sentamos cumplido homenaje al “Dios de los ácidos”

Para ampliar:

“Historia de las Drogas” Antonio Escohotado (3vols.) Alianza Bolsillo
“El Dios de los ácidos” A. Gnoli i Franco V. (Siruela 2008) Entrevista a Hofmann

Haluros: Donde mueren los hielos.

Nadie sabe donde están los cementerios de gaviotas, ni adonde fueron los albañiles la noche que se terminó la Gran Muralla, como se preguntaba Brecht, o el mismo autor llamando a quién pudiera dar voz para saber quién construyó Tebas, la de las siete puertas. Y uno, que desconoce el ciclo real, porque solo conoce el que explican los manuales se da de frente con el lugar donde mueren los icebergs, es lento, es bello, brillante, aturquesado si no hay sol. Son millones de espejos, ya saben que este autor se considera fotógrafo del mar. Ahí, en esa orilla islandesa inmortalizamos, con cierta vanidad, el fin de las masas heladas, errabundas, agotadas hartas de décadas de surcar océano. Y nos quedamos en silencio y nos quitamos el sombrero de la sensibilidad que debe acompañar todo adiós y tanta belleza. Fotos Jordiakme/OusFerrats

Todos a la manifestación del domingo 15 de abril

Si algo distingue a nuestra redacción es el variado pelaje político y la diversidad de ideas de quienes la componen, sea de manera virtual, esporádica o versión hoolligan, que algunos tenemos. Dentro de los márgenes marcados por nuestro editor y como no, por el 155 y desde esta tierra guardiacivilizada y justidespreciada, convocamos a nuestros lectores y lectoras a dar soporte a la millonaria manifestación de toda Catalunya que se iniciará el próximo domingo en la plaza de España y recorrerá toda la avda. del Paral·lel hasta las legendarias Tres Xemeneies o antigua fábrica de La Canadiense (ahora ENDESA); templo del sindicalismo de principios de siglo. Estamos hartos de la injusticia de un estado que trata de fabricar rehenes continuamente con las narraciones de mano torcida de penosos “literhartos”  de la polícia. Esta convocada por sindicatos, asociaciones vecinales y apoyada por todos los partidos excepto los de siempre, los que han ayudado a que tengamos presos. Grita libertad con nosotros!!!

 

Matar al ruiseñor catalán, ¿Lo conseguirán?

El PP ha colocado perfectamente el relato de que en la casa española, detrás del jardín, hay un muro misterioso con una casa, Catalunya, habitada por seres extraños que deambulan en la noche, rajan familias, vacían cerebros de niños en las escuelas y someten a todos cuantos les oponen resistencia. Y por lo que parece, mediante silencio, cobardía o manipulación el vecindario de la casa España se lo traga o le importa un huevo. Somos el negro de “Matar a un ruiseñor”, la comunidad nos señala con el dedo y plancha su camisa para el día en que nos lleven a la horca, pero harán falta muchas y todavía confiamos que un Atticus Finch aparezca por la puerta del diálogo y si no lo reencarnaremos en nosotros mismos.

Porque cuando la presunta mayoría “blanca” de España se siente vengativa y atizante el catalán, el que vive aquí, se convierte en el negro de Alabama. Vivimos ante la negación permanente de los mecanismos democráticos, penalizan al Parlament votado por todos, encarcelan a los miembros de las cabezas de lista, expedientan y acusan de rebelión a quien se les antoja. Todo ello soportado por un relato, el relato judicial que dictan Llarena, Lamela, los fiscales y legalmente denunciado por una asociación ultraconservadora llamada VoxSe dan cuenta perfecta de lo que hacen, lo querían hacer, babeaban con ello. Pero son unos irresponsables, por decirlo flojo, porque no son capaces de prever las consecuencias de esta ocupación de Cataluña como si fuéramos una colonia antillana llena de traidores rebeldes. No va a haber ninguna solución dialogada, esto va de represión, de operación Aznar-Mayor Oreja en Euskadi, solo que acabar con HB y con Bildu era más sencillo. Ya fueron desbordados con las 10.000 urnas de las cuales la “sagaz” Guardia Civil y CNI no detectó ni una sola en todo el territorio. China-Marsella-Elna, repito 10.000, para hacer eso ha de haber una red ciudadana potente, organizada y con muchos apoyos, no solo los del implicado o implicada. Y eso no se borra con cien juicios.

Pero ahora el tema no es la independencia, desde el 1 de octubre el tema son los derechos, los presos políticos y la libertad menguante, ya lo hemos dicho, están inoculando el 155 en toda España. Los casos de Alsasua, los raperos, las prisiones provisionales de 600 días…no es solo un mensaje para negros catalanes, es para todos: el puño del derechismo fascista moderno está presionando en toda Europa, mejor una Europa reprimida, temerosa y callada. Se podrán hacer los cambios que se quieran, la oposición será simbólica o de cartonpiedra como la del PSOE. Les invitamos a pasar por nuestra casa y ver que es como las demás.

Haluros: Extasis de hielos, Jökulsárlón donde mueren los icebergs

Nunca imaginé que detrás de aquel día incierto y lluvioso, frío, como corresponde al lugar; me rendiría sin habla a la belleza de los hielos. Próximos a la costa de Jökulsárlón, el glaciar y su lago,  la costa  volcánica se ofrece como última morada de los fragmentos de icebergs que el oleaje acaba descomponiendo. Un juego de luces y reflejos cautivador.

Samper de Calanda: Cosas de Semana Santa.

¿Para qué?, ustedes, pocos y pocas, pero fieles que nos simpatizan, o no, no siempre; pero nos ven y hasta nos leen, llegan hasta aquí sabiendo lo que pensamos y en qué podemos comulgar. Pero la verdad es que las tradiciones se nos antojan a muro, pared, reflejo de algo anquilosado; es como lo vemos, siempre nos sonaron a “traiciones”. En nombre de las tradiciones se han hecho tantas barbaridades y se ha progresado tan poco. Ya volveremos sobre el tema, hoy les dejo con una galería que refleja las buenas gentes del entrañable pueblo turolense de Samper de Calanda. Tiembla la tierra, se agitan las almas. Decididamente en un país que los ministros cantan junto a los fusiles mientras simulan enterrar a su Dios cualquier cosa se hace antigua y me apena.