Jordi Cruz o ser esclavo es una suerte.

Miren, Jordi Cruz no me inspira nada, probablemente sea un gran cocinero, pero hay tantos ya! que a uno esa gloria le trae sin cuidado. Él y sus socios se forran en televisión y todos sus compañeros de oficio prestigioso le envidian. He leído hace poco como Ferran Adriá pontificaba sobre lo importante que era Masterchef alegando que hace visibles a las niñas que participan y asegurando que a nivel de género estaba muy bien. Son opiniones, pero uno se harta de ver los prestigiosos chefs españoles por todos los medios propagandeados y vitoreados. Lo que nunca les perdonaré es que sus opiniones justifiquen el puteo laboral.

Vivimos en un tiempo en qué cobrar una mierda es una suerte, cobrar menos que hace diez años es una suerte, que tu hermano o tu hija se queden en el paro y cobre seis meses es otra suerte y que tu cuñao el separao vuelva a vivir con su madre de su pensión de 500 euros también es una suerte, puta mierda de suerte. (perdonen quería ser vulgar y lo soy). pero lo que el caso Cruz nos cuenta multipliquenlo y verán como ser esclavo es una suerte. Me da risa cuando algunos me salen con el cuento del aprendiz, claro que sí, es una fase de la entrada en el mercado laboral imprescindible que sin duda ni puede ni debe retribuirse como de especialista. Pero de ahí al timo va un mundo.

Pero hoy los papeles se han invertido. Tengo amigos que trabajan de programadores en empresas de sectores emergentes de la telefonía y las Apps que dedican doce o catorce horas de curro, se levantan 1400 euros pero eso sí, tienen un futbolín, unas hamacas y un ping pong en la empresa “a lo Amazon”, que guai tíos, qué mierda tan grande: sois tan o más esclavos que vuestros abuelos en las fábricas de los años sesenta y además no teneís conciencia sindical, ni de grupo, ni de gremio y os pensaís ser privilegiados cuando en realidad soís los nuevos esclavos y además sin ápice de rebelión espartana. Solo quiero haceros saber que en cuanto decidaís levantaros contra esa negritud que os oprime os haré unos bocadillos os daré un beso de ánimo en la boca pero no os voy a ayudar a tomar el palacio de vuestros derechos, ya luché por ellos, pero os apoyo. Ya ven, el tal Cruz queda como un tío cojonudo “perseguido por las redes” y leo una encuesta sobre lo que más agrada a los españoles donde las dos primeras cosas de las que están orgullosos son: en primer lugar de los éxitos deportivos de su país y en segundo de los grandes cocineros…

Vendetta madrileña

Rajoy mira el horizonte habiendo culminado la operación de desmembrar del PP, por completo, a los restos del aznarismo. Le quedaba una y era Aguirre. Por fin hizo caer a la dama más peligrosa. Pero cuidado: ¿Alguién se cree que una señora que labró su carrera política con el Tamayazo se va a volver a su casa a preparar bocadillos de Tulipán con mortadela para sus nietos? Yo no, ustedes tampoco, sólo que pasa una cosa: ¿Con qué medios de comunicación afines cuenta Aguirre para luchar contra Rajoy? Compleja pregunta, pero no duden que ya los está buscando.

Aguirre se inventa un nuevo ciclo en el congreso del PP madrileño y volvería a la palestra con un programa de “lección aprendida” por decir algo y no se crean ustedes que no hay fans en el partido y fuera dispuestos a auparle. Siento que Aguirre nunca fue devoción de esta redacción. Una señora básicamente inculta y laqueada de conservadurismo que en realidad disfrazaba lo que uno de sus colaboradores forzados me aseguró años ha: “Les da igual todo, han llegado al poder en Madrid y te dan tarjetas para que pongas al día a las empresas que van a encargarse de lo que cualquier consejería puede hacer con más recursos y grandes profesionales”. El lema no era el de ustedes el lema del presunto liberalismo aguirrista era que el dinero público estaba allí para facilitar la iniciativa privada. Podriamos discutirlo, pero el concepto de privacidad ha demostrado no ser el que ustedes y yo imaginábamos al estudiar el liberalismo puro.

El agujero de Madrid ya se veia venir, entiendo que hay un concepto de imagen que hace que los dirigentes del PP comparezcan con la boca abierta y redondeada, cual bacalao depredador, para luego extrañarse de que a su lado, codo con codo, se estaban repartiendo lo que queda del país. Ellos, los del partido que se dice popular. A este paso andarán ya pensando en cambiarle el nombre al invento. Pero falta mucho sumario y muchas investigaciones. En los medios obispales y derechistas solo se hace una cosa: atacar al juez y a los fiscales, hurgar en su pasado, establecer vínculos con la oposición ni que hayan tomado un café. La campaña de destitución y cambio de jueces está en su apogeo, en pleno verano van a cambiar jueces y fiscales molestos. Esa es la idea “popular” de la justicia. Nunca un país europeo tuvo un gobierno con tanta gente comprometida en la corrupción, pero parece que aquí eso hasta se valora positivamente. Debe ser un eslabón de la cultura española que se me perdió, por suerte.

El abuelo Florenci…y las maniobras de “distracción”.

Decía Jordi Pujol que el padre les había legado esas sumas de dinero que dormitaban, dando intereses como conejos, en bancos suizos o andorranos. En Barcelona ya se sabía en los ambientes del puerto, els estraperlo y el bolsín (inversorillos) quién era Florenci. Mucho Florenci. Fíjense si fue buen economista que después de dos años trabajando en banca decidió dejarlo y crear su propio banco, sin bromas, fue una de las células madre de Banca Catalana. Hasta aquí nada nuevo: excusas y más excusas.

Y ahora la defensa de los Pujol nos argumenta que gran parte de ese engrudo corrupto provenía del otro abuelo, del suegro, del padre de esa lady Macbeth con chirucas de boy scout, medalla de la virgen de Montserrat en una mano y bastón de mando en la otra. Ahhh, casualmente esa argumentación aparece en el momento en que la instrucción del juez desmonta que el grueso del dinero provenga de Florenci. No pasa nada, se inventan otro Florenci, el otro abuelo. Qué pensara esa señora que el dia que perdió las elecciones dijo “nos han echado de casa”. Forma parte de esa burguesía catalana que le daba de comer a sus sirvientes andaluces las mismas patatas hervidas que preparaban para los perros de la casa y que siempre pensaron que los emigrantes eran coches bomba de Franco…hasta que vieron que les ayudaron a forrarse a costa de su espalda y su hambre.

Mientras en la Audiencia Nacional el hijo, Jordi Pujol Ferrusola, cual gato panza arriba hace el mismo ridiculo que ya hizo en el Parlament de Catalunya: no aportar nada consistente a su defensa, el abogado cada vez lo tiene más chungo. Pero por otra parte la detención y registro de casas y despachos de los Pujol suena a risa dos años después y máxime cuando es tiempo suficiente de eliminar pruebas. Pero Madrid está en crisis por la explosión de la cloaca pepera y hacía falta distraer: un Pujol a la brasa y dos expedientes a miembros del gobierno catalán y parece que el país es más justo. Cuanta idiotez!

Un cuento sobre España para el día de las letras: Sant Jordi.

Y hete aquí como aquel país de Correas y Aznares, de la bruja Barberá o el manipulador Fernández Díaz le regaló a Rodrigo Rato la mejor de sus sonrisas pese a saber que facturó 80 millones de euros mientras era ministro, le cambió a CIU sus fiscales, puso la sordina en el Palau de la Música y renegoció lo de los ERE andaluces. Y las gentes del lugar siguieron junto a la tele, o el watsap, mandándose memes y hablando en voz baja. Los hijos de los que habían ganado la guerra y sus nietos mandaban por doquier. Murieron tesoreros, echaron a jueces de la carrera judicial, siguieron subvencionando a organizaciones fascistas, escribieron que había que matar a los catalanes o mandar los tanques, se cayeron testigos en la ducha y la bruja Aguirre seguía sonriendo desde su charca putrefacta llena de ranas infectas… y todos le rieron las gracias. No es ningún cuento, es el relato de cada día con el que nos despertamos desde el año 2009. Pero a ese cuento el cuentista Luis de Guindos le ha puesto un nombre: la recuperación.

Parece que la estrategia comunicativa del PP y del PSOE es hacerse el sorprendido de lo que ya todos sabíamos. Y ahí puede radicar el mérito! Después de echarle un cinismo insoportable a una corrupción ya anunciada la “sorpresa” campa por doquier de los medios. Ya no les daremos más datos, llevamos años haciéndolo, si ustedes y nosotros los sabemos… qué no van a saber en los partidos. Y me hago la pregunta que un redactor derechista, escandalizado ante tanta ignominia, lanzó en voz alta: “¿Donde está la oposición?”, eso, ¿Susana Díaz, la mujer que tenía una España entre cabeza y abdomen… ¿Dónde se ha metido? ¿y sus compinches de partido?. Convengamos lo que también sabíamos… no hay oposición de ningún tipo, todo es un pacto inmenso al fondo del cual, de vez en vez, resuena un tal Podemos.

En un país con el presidente y los ministros metidos en sumarios de corrupción lo lógico sería moción de censura ya y admitir que el país no puede ser gobernado por el partido y la trama mafiosa que nos han llevado a la debacle. Sí, eso obligaría a un pacto y a derribar a Rajoy… pero no va a ser, no es el “momento”. PNV tiene los votos vendidos a Rajoy, el PSOE es una sombra oportunista, PDECAT negocia la impunidad de Mas y los suyos, ERC está pensando en convocar en Catalunya, a Podemos nadie le dará crédito, son la lepra mediática.

Pero todos eran felices sabiendo que Rafa Nadal volvía a ganar al 234 del mundo, Bertin Osborne abría botellas, el Real Madrid lo ganaba todo, Messi iba a la cárcel y los catalanes acabarían todos en el paredón (excepto Jordi Pujol y su familia) y el Gran Hermano perdía audiencia, las infantas tenían pelo en todas partes, el amigo de Leticia (acusado de acoso sexual y corrupción) estaba en la calle por cien mil euros. Con esas tonterías la gente del país llamado España, pese a ser todos sus territorios tan distintos, eran felices viendo a su rey jubilado paseando con sus meretrices a pago de todos, como siempre.

 

¿A qué viene tanta impunidad?

El pacto era la impunidad, ese pacto se sigue cumpliendo, lo escribimos, con sus variantes. Los fiscales del caso 3% acaban de ser relevados. Todo va a ser más blando, más llevadero, veremos desaparecer acusaciones, diluirse pruebas y responsabilidades…todo irá más lento. Es el estilo del caso de la infanta: lentitud, pérdidas de tiempo, prescripciones. Los convergentes actuales PDECAT llegan a insinuar que esas son las consecuencias del pacto entre Soraya y Junqueras. Les va bien, pero tal vez ignoran que ese pacto existe hace años y que ahora, cuando parecía desbocado cobra fuerza: “Si PDECAT se vuelve autonomista las cosas serán benignas”.

A lo sumo unos refriegues de familia Pujol subiendo y bajando escaleras de juzgados pero nada de hacerse daño. Los Pujol siguen contando que si narran lo de la familia real y lo del rey emérito rodarían cabezas a lo “Juego de Tronos”, sin piedad. Y ahí los tenemos. Dos datos apabullantes: Jordi Pujol hijo ha movido ya más de catorce millones fuera del país y el otro día nos desayunamos con el notíción de que los principales acusados de Gürtel han ganado más de 20.000.000 de euros mientras estan en la cárcel. Y uno se pregunta el porqué de tanta impunidad. Simplemente, la antigua CDC callará y volverá al redil, la impunidad del fundador y su familia delictiva es lo que manda. A cambio Mas inhabilitado y un prometedor paisaje en Cataluña: PDECAT Y ERC plelándose, con un PP al alza y una bajada de casi dos puntos de los partidarios de la independencia. A Junqueras lo sacarán de en medio en cuanto se atreva a convocar referéndum. Volverán los días felices entre PDECAT y el PP? Seguro que volverá la impunidad. Pedón, ya está en la sala.

EL PACTO ES LA IMPUNIDAD

Putin, Trump y el imperialismo ruso…

Ha tenido que ser con el loco Trump para que el mundo se diera cuenta de que Rusia sigue siendo una gran potencia. Merkel ya lo comprobó en la crisis de Ucrania y la UE también. Putin ha ido alternando la presidencia pero nunca ha dejado el mando del país, ni siquiera a Medviedev. Se pasaron años los políticos y los diarios europeos hablando tanto de la decadencia rusa: sus incendios, sus aviones fuera de ITV interestelar, su situación social, el ascenso medrado de funcionarios medios a clases altas, la floración de millonarios… Sí, fue así.

En una entrevista la nobel Svetlana Alexeievich hablaba de como la gente que hoy tiene entre sesenta y setenta años pasó de hablar  de la poesia o la literatura a centrar su conversaciones en precios de coches, viajes, joyas, ropas y declaraba que si ese era el cambio Rusia seguía dispuesta a otro dictador.

Desde los zares la idea imperial de los dirigentes rusos, como opio necesario para su pueblo, solo se ha visto variada por el “internacionalismo proletario” como forma de imperialismo presuntamente liberadora. No olviden ustedes que fue esa idea la que llevó a la antigua URRSS a controlar políticamente a todos los países del Pacto de Varsovia durate casi 40 años y levantó aquel muro de Berlín.

Putin, ya lo hemos contado años ha, maneja los tiempos, los pactos y cuando la diplomacia USA o europea acude a Siria, Turquía o Hungría él ya está de vuelta. Acusado de lanzar faroles, acusado de envenenar opositores y matar periodistas…nunca comprobado, carcelero de sus opositores millonarios, sufragador de terroristas en el Cáucaso para procurarse un cinturón de seguridad al sur, sí, Putin tiene un miedo: el islamismo radical y el terrorismo amparado bajo ese signo que puede crecer en las repúblicas sureñas transcáucasicas. Es su talón y esperemos que a Trump no se le ocurra pinchar ahí.

La Santa Semana del PSOE y sus abejorros necrófagos.

Carme Chacón, con su lamentable muerte, ha dado al PSOE un espot de tres días de gloria. Barones, lacayos, hampones y caciquillos provinciales varios se han reunido en Ferraz para escenificar la foto de familia más interesante e interesada en este momento: una foto de familia sin Pedro Sánchez. Una foto de entierro que de a Susana Díaz unos miles de kilómetros cuadrados más de fotografias y papel couché. Ya sabemos que al olor de flores de funeral acuden, cual avispas, muchos deseosos y deseosas de convertir el dolor en tweets.


Que ni pintado, escribo faltándome el show de Iceta, que se celebrará hoy en Catalunya. Por el momento Iceta ya ha jurado sobre la Biblia no fallarle nunca más al PSOE central como era la voluntad de la finada Chacón. ¿Ya nadie se acuerda de que hace tan solo unos meses clamaba cual predicador de la iglesia de Filadelfia pidiendo a Sánchez “Líbranos de Rajoy”?…Sí, es así nadie lo recuerda. Como nadie recuerda que el PSC llegaba a los 25 diputados en Cataluña y ahora anda en 8-9 según encuestas. Iceta es el Artur Mas del PSC, el dirigente capaz de reducirte el voto en un 60% en solo seis años. Una muestra de incapacidad alarmante.

Por eso hoy, cuando proclama al mejor estilo Chacón fidelidad modelo “Lo que el Viento se Llevó” al PSOE no hace más que engrandecer los porcentajes de voto de los Comuns, el partido de Domenech y Colau. Gracias a gente como él y como Chacón, también, el PSC ha perdido ya varios nortes. La escenificación del funeral de Chacón en Madrid ha sido todo un símbolo de su trayectoria centralista y en deuda con las baronías. Descanse en paz la mujer a quién siempre llamamos la “Ségolene” del PSOE.