Diario de La Graciosa: Danza en El Salado.

A la presencia esporádica de garcetas siempre le añadimos, en nuestro relato, la garza mayorcita que fue envejeciendo con nuestros veranos y esquiva en nuestros inviernos gracioseros. Un día la encontramos fenecida entre los limos de Bajo Corral y punta del Burro y le rendimos tributo admiratorio en un post. Había decidido, al parecer, acabar sus vuelos entre los roquedos y las arenas que tanta vida le proporcionaro. seguro que a su funeral asistieron las gaviotas que tantas veces acecharon a sus presas con envidia irrespetuosa.

Pero parece, por nuestros recorridos, que podemos decir que hace unos tres años se ha asentado una población mínima estable de garcetas que mantiene a dos parejas de forma estable en las zona de La Francesa, El Salado y que trstean por el Nort de Playa Lambra, siempre lejanas y asustadizas. Pero hoy, en El Salado nos han dedicado una danza.

Anuncios

Diario de La Graciosa: Viejos y preciados amigos del roquedal.

Esquivo, dotado de un detector de molestias ultreficaz, sus ojos giran 360 grados. El cangrejo moro, en tiempos recientes casi extinguido por la codicia vermutera de muchos locales y canariones varios, suele vivir a pie de ola y batientes, habita verticales roquedos inaccesibles al pie humano. Los puedo encontrar raramente en las zonas del norte siempre a primeras horas de la mañana o en tardes muy soleadas. Esta vez hemos captado una pequeña colonia relajada por la distancia entre sus zonas y el camino de los humanos. Hay que patear roca volcánica dura y esconderse porque casi diría, por mi experiencia con ellos, que a uno le huelen. Volviendo a su roquedal preferido nos hicieron una exhibición de habilidades con sus patas.

Caminar amb la dreta cap a una República?

Aquest és l’argument amb el qual ens han triturat a molts dels qui tenim una posició de clase i ideològica. Ortodoxia li diran alguns amb ganes de simplificar-ho tot. La dreta, encara que molesta, és la gran guanyadora del 21-D. Una dada: dos mesos abans les enquestes donaven a Convergència-PDECAT 7-9 diputats. Era el final de la dreta tecnócrata catalana, no se’ls pot dir “burgesia” ja que no inverteixen en res, no tenen negocis, des de fa 35 anys de pujolisme es dediquen a fer de funcionaris i a gestionar influències i comisions; la propia familia Pujol era el model a seguir. Una cosa ben llunyana de la figura de l’emprenedor que pregonen.

Per això els qui hem advertit sempre de que la corrupció i la dreta no podien ser bones companyes en el camí de la República hem rebut de valent: “equidistants”, “marxistes”, “negatius” i sempre adobat amb la frase que anaven extenent com a full de ruta des del 9-N:”Si volem la independència hem de comptar amb la dreta”. I efectivament, aquí els teniu. Clar que la figura de Puigdemont ha estat cabdal: cal reconèxer-li la honestedat que no ha tingut mai Mas i la seva camarilla.

La immolació i el martirilogi tenen molt a veure amb aquest moviment que presenta perilloses tonalitats cristianes que fan creure i extenen intangibles com : “Europa ens mira” o “Hi haurà millors pensions”… Encara espero que el senyor Romeva, després de dispendiar 44 milions d’euros en “ambaixades” presuntes no hagi posat sobre la taula un sol informe reconeixent que a Europa “li importem una m…”. Però clar amb un 155 a sobre el coll de tots, sembla que no hi ha res més que polaritzar, o estàs amb Madrid o estàs amb la República exprés. Un gran error que per començar ens fa creure que “hem guanyat” i que no calen autocrítiques, fa mesos que les ajornen sine die i així no es podran constituir majories. ¿Què feia Jordi Pujol i la dona del conseller Pou cel.lebrant una misa “pels presos”? Identificar el caràcter provincià, menjahosties i catòlic dels que ens fan creure que anem lliures vers una república. Però poc més, res, segueixen manant i eixoplugant-se en un procés que no és més que la manifestació de la seva impotència, se’ls va escapar de les mans el manipuleig de l’ANC  i la gent al carrer.

155- PP: la temperatura a la que arden los derechos en Cataluña.

Ese número que provoca risas y bromas es sin duda el gran protagonista del año que acaba. De entrada es el número que indica el tamaño de una gran mentira: “descabezar y acabar con el nacionalismo” como decían miembros del Gobierno español. Su aplicación ha permitido legitimar el resultado del presunto referéndum ilegítimo por el cual los catalanes llenamos las calles y fuimos hostiados por la Guardia Civil y la Policía Nacional. Los resultados del 21-D muestran el fracaso de los “sabios” de Moncloa, no había voto oculto, ni los dos millones de votos son del independentismo. Dudaría que fueran “constitucionalistas” todos los votantes de PP, C’S o PSC. El 21-D es la expresión de una polarización forzada por Rajoy y el PP que le es fiel: atizar al catalán da votos. Pero atizarle con la represión ha henchido de votos las filas nacionalistas y ha llenado de asustados catalanes las constitucionalistas.

Los derechos, el tema son los derechos. Continuamente menoscabados, procesados numerosos ciudadanos por el mero hecho de concentrarse pacíficamente y organizarse en estrategias que jamás, en seis años, han dado lugar a violencia. Pero todo eso ya no sirve pues un fiscal difunto, Maza, y Lamela y varios instructores han construido un relato inédito. Ese relato terrible asevera que concentrarse en silencio es violencia, que alzar la voz es sedición y tipifica como odio cualquier manifestación contraria al orden establecido, en especial en todo lo relativo a las intervenciones policiales dudosas.

Leo como en Madrid y en otros sitios de la nación, los “devoracatalanes” se frotan las manos. Se acerca un proceso que puede llegar a enjuiciar a dos mil doscientas personas, por ahora. La última novedad es que elaborar las listas electorales puede ser constitutivo de delito con lo cual los números dos de cada candidatura pueden ser enjuiciados. Parece copiado de Gürtel: se relata que hay una organización criminal formada por partidos, asociaciones y con personas responsables de … pedir un referéndum! Nada que ver con la organización criminal para enriquecerse del PP. Vemos como a diario los periódicos gubernamentales van cercando a los partidos ganadores de las elecciones en Cataluña y como el propio Banco de España ya anuncia que si los partidos proreferendum vuelven a pedir lo mismo la economía española estará en peligro y el Gobierno Central aprueba mañana que la Generalitat tenga unos presupuestos dictados por Montoro.

Fracasaron con el 155 y ahora nos les queda otro remedio que emprender una deriva autoritaria que aún escuece más al PP, por cuanto son los alevines ultraderechistas de Ciudadanos quienes alentados por FAES y Aznar van a acabar socavando a Rajoy y los suyos. Aznar desde fuera está logrando lo que no pudo desde dentro. Ahora en Génova se debaten sobre cuando y como convocar unas eleccciones para recoger los “réditos” del tiro al catalán en el resto de España, por cuanto que en Cataluña se han hundido en 4 escaños residuales. Las cosas se complican la maquinaria de la brigada Aranzadi, esa legionella de abogados peperos de la promoción Santamaria, no se detiene, hay promesas de cargos, nombramientos nuevos, presidencias de sala y de audiencias… con esas perspectivas hay mucho trepa dispuesto a enjuiciar a un mosquito por odio. De momento no se les ha ocurrido mandarnos en trenes a un gulag en los Monegros.

Diario de La Graciosa: Paseos, sin más…

Abres la puerta y si bien tienes una idea algo preestablecida de tu dirección sueles cambiarla. Tal vez llegues a tu presunto destino inicial, pero en cuanto sales de La Caleta hay factores como el viento, las olas o el propio paisaje que te modifican la forma de llegar a los lugares. Es fácil cruzar hacia cualquier dirección, respetando la precaria vegetación y las normas del parque podems afirmar que tú eres el propio sendero.

El caminante se apropia de suposiciones. Ve a lo lejos una barquilla faenando, en busca del bocinegro grande para la cena de fin de año, o al acercarse resulta toparse con un navegante veterano que ya no espera pescar y disfruta del buen sol y la mar lisa en el Río.  O elogia el buen ritmo de un grupo de senderistas que al acercarse resultan ser una cejuda expedición de surferos a la búsqueda  de olas atlánticas, ahí la isla nunca les decepcionará, no falta oleaje. Así es, dejen las guías, escuchen recomendaciones, pero en cuanto sales del pueblo cualquier ruta es posible, nada os condicionará más que vuestra forma e institnto, escuchar el ruido de la arena, el del viento, nada más; si acaso el rumor del mar al acercarse y punto. eso es disfrutar la isla. Y a eso le añades la luz cambiante donde nubes, viento y sol se trocan para motivarte… La Graciosa!

Diario de La Graciosa : Y lady Shelley al rescate.

Ya saben que es nuestra necesidad de invierno. Apartarse del mundo, asomar la cabeza entre los roquedos de Punta Fariones y aceptar que Shangri-la existe. Y esta vez, ironías no casuales del destino literario, es el Lady Shelley el nombre con que han bautizado al ferry que nos viene a recoger. Volver a la Graciosa es un sueño no secreto de todos los inviernos. Nada más doblar la Punta Fariones el Río, llamado así, aunque es el brazo de mar que separa la isla de la grande que es Lanzarote, nos recibe con un espejo de agua, de olas inexistentes y liso como un vidrio, algo infrecuente y en paz.

Casualidades o no Mary Shelley, Lady Shelley, fue esa novelista aristócrata británica que se encerró en un castillo de un lago en el que participó en una apuesta entre Lord Byron y otros amigos diversos. Encerrados en la casa por una tormenta, se leyeron cuentos de terror para entretenerse. Mary imaginó entonces a Frankestein inspirada en una pesadilla que tuvo a los dieciocho años de edad. Escribió la novela tras una apuesta con Byron, tal y como narra ella misma en el prólogo de la edición de “Frankenstein” de 1831.

Aquí el lago es la isla y tan solo hemos de escribir este modesto diario, que ya acumula su centena de posts en muchos años, no hemos de inventar nada. Pasear, escuchar los pasos sobre la arena, saludar a nuestros convecinos de siempre, saludar al zarapito, al charrán africano, a los jóvenes gorriones morunos… nuestra isla adoptiva tiene de todo bajo su apariencia de lugar seco, predegoso y presidido por volcanes imponentes. Todo aderezado por un Atlántico sensacional que aquí se estanca y nos deja jugar.Si ustedes celebran la Navidad pásenla bien y en paz. Nosotros brindaremos por algo más antiguo: la ancestral fiesta mistérica agrícola, la leyenda nórdica que hablaba del nacimiento de un niño joven del vientre de una mujer virgen en pleno invierno y que sería el símbolo de buenas y nuevas cosechas. La leyenda que siglos más tarde plagiaron los cristianos. A todos nuestra bendición entre y desde los volcanes.

Gotas de poesia de Antonio Gamoneda visualizadas.

“El vigilante de la nieve”

Vigilaba la serenidad adherida a las sombras, los círculos donde se
depositan flores abrasadas, la inclinación de los sarmientos.

Algunas tardes, su mano incomprensible nos conducía al lugar sin
nombre, a la melancolía de las herramientas abandonadas.

Cada mañana ponía en los arroyos acero y lágrimas y adiestraba a los
pájaros en la canción de la ira: el arroyo claro para la hija
dulcemente imbécil; el agua azul para la mujer sin esperanza, la que
olía a vértigo y a luz, sola en el albañal entre banderas blancas,
fría bajo la sarga y los párpados ya amarillos de amor.

Era incesante en la pasión vacía. Los perros olfateaban su pureza y
sus manos heridas por los ácidos. En el amanecer, oculto entre las
sebes blancas, agonizaba ante las carreteras, veía entrar las sombras
en la nieve, hervir la niebla en la ciudad profunda.

Antonio Gamoneda

fotos OusFerrats